viernes, 7 de abril de 2017

Desòrdenes emocionales 2da parte

   Cuando una persona está soltera por mucho tiempo atraviesa varios cambios emocionales o desórdenes (como yo los llamo), y es que el hecho de conocer constantemente chicos, ilusionarte y desilusionarte hace que estemos muy conectados con nosotros mismos... A veces es para bien, ya que logramos detectar errores en nuestro actuar influenciados por situaciones diversas que nos afectan en muchas aspectos de la vida, pero en otros momentos confundimos errores con defectos que suponemos debemos cambiar, mejor llamado inseguridad. Aunque es un cliché de libro de auto ayuda, estoy convencida que no debemos cambiar quienes somos, sino que cambiar el enfoque con el que miramos esas actitudes erradas y mejorarlas.
  Mejor ejemplo de actitudes erradas es la obsesión, aunque nunca quise reconocerlo (quizás). es la forma en la que terminó mi primer relación abierta. Ya que él siempre fue claro de lo que había entre nosotros, pero soy una persona intensa, apasionada y en ese momento era  una torpe inexperta con complejos de inseguridad... Por ende yo creía que entre lo que me daba y nada, era mejor aceptar lo que ofrecía.    
Finalmente, comencé a crecer y ya no quería migajas de amor de alguien que yo si quería, y me alejé completamente.
 Con el tiempo me abrí a nuevas relaciones, pero un poco más precavida... Lo que no quiere decir que no me ilusioné, por el contrario, en las siguientes relaciones importantes tuve que hacer duelo cuando su final era inminente e incluso cuando solo era una gran ilusión que no había tenido tiempo de relación. Con esto hago hincapié en que no dejé de ser intensa y apasionada, pero aprendí a ser un poco mas prudente y no insistir de más, o no tanto como en la primera relación liberal que experimenté.
   De hecho, hoy en día tengo un desorden emocional, me gusta mucho alguien  a quien yo no le gusto lo suficiente, pero es otra historia que otro día contaré.
 

miércoles, 5 de abril de 2017

Desórdenes emocionales 1° parte


 Desde el momento en que me percaté que la soltería me empezaba a pesar decidí ser mas libre con mi sexualidad,  por supuesto que tuve que trabajar a mi moral por que realmente tenía un dilema. Y es que  desde chica te dicen que  tenes que hacerte la difícil, no estar con cualquier chico, debe ser muy importante y haberte esperado un año como mínimo... Pues lo del dilema es un poco exagerado ya que mi primera vez fue con mi primer novio, el día que decidimos ser novios y nuestra relación duró dos literales meses... :/
  En fin, esa decisión me llevó a vivir una serie de experiencias intensas ya que en mi atrevimiento de liberalismo hay una contrariedad con mi yo romántica empedernida. Pero prefiero dejarlo a vuestro criterio, comenzando con una de las mas intensas relaciones de "touch and go" que viví:
 Si bien fue mi primer relación liberal, no fue con mi consentimiento que llegamos a eso, por el contrario la remé dos meses para que cuando llegara el día sea especial y el comienzo de una gran historia, pues no...   este muchacho no quería saber nada con las relaciones y si bien al principio me hice la fuerte terminé metida hasta el cuello. Y eso me hizo tener un fuerte desorden emocional, llegando al punto de hacer planteos  ridículos como por ejemplo: quería saber como reaccionaría ante una situación difícil conmigo y mis ideas también son románticas y dramáticas,(por ende seguí los sabios consejos de las novelas mas cliché) le dije que había tenido un atraso, el problema era que el muchacho en cuestión no era idiota y siempre se había cuidado del principio al final, así que con mucho drama (puse a prueba mis talentos de actuación mas ocultos) le dije que había tenido atraso y luego una pérdida de poco tiempo... No hay forma de explicar la cara de Damian, algo así como si viene una señora en la parada del micro totalmente desconocida y te dice: - disculpá, sabés si pasó el 154? - No, recién llego y aún no pasa ninguno. - pucha, espero que no se me haya pasado por que tengo a mi nuera internada por que la mujer de su amante la golpeó y bla bla...
  Esa cara con la que lo leíste?, bueno peor. Damian me miraba y no decía nada, yo me hice la superada después de mi cara mas tragicamente triste y me llevó a casa.